Inicio > Comunicación, Equipo de Proyecto, Liderazgo > Neuromanagement – Cuando el cerebro toma el mando

Neuromanagement – Cuando el cerebro toma el mando

El multifacético catedrático, consultor y escritor argentino Néstor Braidot define el Neuromanagement como la ciencia del gerenciamiento del management a partir de las neurociencias. Básicamente esto implica el estudio de los procesos relacionados con la toma de decisiones a nivel organizacional desde la perspectiva del funcionamiento del cerebro del tomador de decisiones en sí más que desde la aplicación de modelos o de recetas preconcebidas. Según Braidot el funcionamiento metaconsciente del individuo es más importante que el funcionamiento de la mente consciente. Por lo mismo, el conocimiento de los parámetros que permiten estimular el metaconsciente facilita el proceso de toma de decisiones en sí agilizándolo y haciéndolo más eficaz.

Este estudio de las capacidades cerebrales provee a los líderes la posibilidad de encontrar herramientas que potencien sus habilidades de discernimiento incluso hasta el punto de abrirles las puertas de la percepción metaconsciente. De este modo el proceso facilita, entre otras cosas, la captación intuitiva, directa y mucho más lúcida de lo que fluye en el entorno.

Braidot sostiene que generar inteligencia significa forjar en el individuo la capacidad de tomar decisiones exitosas y certeras en forma espontánea. Desde este punto de vista no se necesita ser un experto en todas las áreas involucradas en los procesos de gestión para ser capaz de aquilatar correctamente los problemas que se susciten y tomar las decisiones adecuadas en relación a cada evento. Es decir, se trata de saber resolver problemas imprevistos sin la necesidad de tener que recurrir a fórmulas preestablecidas. Esto hace que el Neuromanagement sea en verdad un entrenamiento orientado al desarrollo de la creatividad, la inventiva y la innovación. Potenciar la inteligencia sobre esta base científica permite encontrar el camino correcto incluso cuando fracasan todas las recetas y modelos preexistentes. Según el experto, “los verdaderos líderes son quienes tienen el cerebro preparado para decidir sobre la marcha, en el momento. Ya no hay tiempo para imaginar escenarios porque la velocidad con que cambian las circunstancias no lo permite. Tampoco hay tiempo para estudiar el caso y, mucho menos, para aplicar una solución aprendida”.

El énfasis que el Neuroliderazgo pone en el desarrollo de las capacidades personales más que en el aprendizaje de modelos externos basados en el conocimiento acumulado tiene su base en una característica fundamental de nuestros tiempos: el cambio vertiginoso de las circunstancias y los desafíos a que nos enfrentamos hoy en todos los ámbitos de la vida, especialmente en el terreno de las organizaciones. Nada es igual que ayer, NUNCA. De allí la necesidad de desarrollar al máximo las potencialidades del cerebro humano. Un buen líder ha de estar siempre preparado para tomar decisiones difíciles en cualquier escenario y bajo cualquier circunstancia.

Todos somos distintos

Recuerdo un capítulo de la serie de televisión Kung Fu cuando el maestro pone de frente al joven Kwai Chang Caine frente a una pileta con peces de colores y le pregunta algo así como: “¿Cuántos Universos ves en esta pileta?” El Pequeño Saltamontes responde: “Es sólo una pileta con peces de colores”. Y el maestro replica: “Son siete peces, siete Universos…”.

Es interesante que la antigua sabiduría oriental coincida con las últimas tendencias de la ciencia que estudia la cognición humana. Braidot explica en su libro “Neuromanagement: cómo utilizar a pleno el cerebro en la conducción exitosa de las organizaciones”, que cada cerebro humano tiene distintas velocidades y especializaciones. Así, mientras algunas personas son, en distinto grado, más lógicas y concretas –cualidades propias del hemisferio izquierdo, según el modelo dual tradicional–, otras son más creativas y tienden a pensar en forma analógica, holística e integradora, cualidades propias de quienes tienen más desarrollado el hemisferio derecho. Esta diferencia es la causa por la que no todos reaccionemos de igual manera frente a estímulos semejantes. Cada quién, con su particular forma de ver el mundo, es, en efecto, un Universo completo.

Lo que hace la Neurociencia es estudiar la causa de estas diferencias, mientras que el Neuromanagement aplica este conocimiento a la toma de decisiones en el ámbito del liderazgo ayudando así a mejorar la comunicación y la motivación al interior de las organizaciones y permitiendo al mismo tiempo aprovechar al máximo las capacidades mentales de todos los miembros del equipo.

El Modelo del Cerebro Integral de Ned Herrmann

El Modelo del Cerebro Integral (o Completo, como también se lo llama) permite analizar las preferencias de pensamiento personales y de la organización partiendo de la base de que todos los individuos tienen diversas maneras de percibir y procesar la información que reciben del entorno, así como de tomar decisiones y resolver problemas. Estas preferencias, que pueden cambiar a lo largo de la vida según las experiencias individuales, describen patrones que es necesario tener en cuenta para sacar el máximo rendimiento de las capacidades personales.

El investigador estadounidense Ned Herrmann (VER) plantea que el funcionamiento del cerebro humano es conducido por cuatro cuadrantes interconectados representados por cuatro modalidades de procesamiento mental. A diferencia del antiguo modelo, que consideraba únicamente los dos hemisferios cerebrales tradicionales, los cuatro cuadrantes del Modelo Integral de Herrmann contemplan también el lado derecho e izquierdo del sistema límbico central. Según el modelo, la compleja interrelación de estos cuatro cuadrantes (representados cada uno con un color) determina el estilo de pensamiento de cada persona.

Los cuatro estilos de pensamiento del Modelo del Pensamiento Completo son:

  1. Lógico: Analítico, crítico, matemático, técnico, pragmático, solucionador de problemas
  2. Organizador: Controlado, conservador, secuencial, planificador, organizado,  detallista, administrador por naturaleza
  3. Comunicador: Interpersonal, comunicativo, expresivo, emocional, espiritual, musical, empático
  4. Visionario: Imaginativo, sintético, artístico, espacial, simultáneo, holístico, conceptual

Este mapa de perfiles de Herrmann permite comparar las preferencias y estilos de pensamiento de los individuos. Por lo mismo, representa una información extremadamente valiosa para la formación de equipos de trabajo creativos, innovadores y efectivos. La idea es maximizar el rendimiento de los equipos explorando sus características mediante el uso de los mapas de dominancia cerebral de sus integrantes. Esto permite, entre otras cosas, la determinación del potencial de los candidatos para adaptarse a un determinado grupo así como su capacidad para conducirlo con éxito, facilitando de este modo la administración eficiente de los recursos humanos.

El HBDI ® (Herrmann Brain Dominance Instrument) permite, mediante la aplicación de un cuestionario de 120 preguntas, obtener un indicador de la dominancia cerebral de la persona y determinar la modalidad de pensamiento que usa.  Cada par del cuadrante tendrá un sector que domine sobre el otro (de allí el concepto de “dominancia”). El Test de Herrmann ayuda a descubrir en cada persona dicha dominancia y el mayor o menor equilibrio entre las distintas áreas o cuadrantes. El resultado de un perfil determinado refleja tanto las condicionantes genéticas como la historia de un individuo, con la consiguiente influencia del medio en que se ha desarrollado: cultura, proceso de enseñanza-aprendizaje, escuela, sociedad, etc.

De este modo, la conjunción A-B forma el Hemisferio Izquierdo, cuyas características esenciales representan una forma de pensar “REALISTA”, es decir, analítica, verbal, secuencial y controlada.

Por su parte, la conjunción D-C representa el Hemisferio Derecho, caracterizado como “IDEALISTA-SOÑADOR”, esto es, intuitivo, visual, sintético, receptivo, imaginativo, impulsivo.

A partir de ahí surgen distintas combinaciones:

A-D (procesamiento cerebral): “PENSANTE-COGNITIVO” (preeminencia del cuadrante A) o “CORTICAL” (preeminencia del D).

B-C (procesamiento límbico): comportamiento “REACTIVO-VISCERAL” (B) o “LÍMBICO” (C).

Definiciones

PENSANTE-COGNITIVO: lógico, resuelve problemas, matemático, técnico, analista. Ocupaciones típicas: agente de bolsa, ingeniero, químico, director técnico, director financiero, etc.

REACTIVO-VISCERAL: son los típicos organizadores, planeadores, controladores, conservadores, excelentes administrativos. Ocupaciones típicas: capataz, planeador operacional, contador, control de calidad, etc.

LÍMBICO: son espirituales, humanitarios, afectivos, emocionales, disfrutan del contacto con otros. Ocupaciones típicas: gerente de marca, consejero, trabajador social, secretaria, profesor, etc.

CORTICAL: imaginativos, artísticos, conceptualizadores, sintetizadores, holísticos, conversadores. Ocupaciones típicas: artista, planeador estratégico, músico, empresario innovador, etc.

MULTIDOMINANCIA: característica de quienes obtienen resultados equilibrados desde el centro a los 4 sectores. Son muy escasos representando alrededor del 3% del total de las personas. Este tipo de individuos pueden desenvolverse en ámbitos muy variados, pero se les dificulta un tanto la toma de decisiones.

Las personas del sector B suelen ser más estructuradas y conservadoras que las del sector A. Igualmente, es mucho más sencillo que personas de los sectores C-D comprendan a las de los sectores A-B pues suelen ser mucho más abiertas y empáticas.

Distintas combinaciones

Dominancia A / B

  • Hemisferio izquierdo
  • Características: rigor, método, solidez en su accionar, capacidad de análisis y de razonamiento
  • Debilidad: falta de imaginación

Dominancia C / D

  • Hemisferio derecho
  • Características: espontaneidad, innovación, afectividad y gusto por el riesgo
  • Debilidad: relaciones incompatibles

Dominancia A / D

  • Modelo cortical
  • Características: inteligencia vivaz, técnico de alto nivel, buen nivel de análisis y de síntesis.
  • Debilidad: incapacidad de ver a sus semejantes y de percibir el efecto que produce en los demás

Dominancia B / C

  • Modelo límbico
  • Características: se fía demasiado de su instinto y se confunde. No sabe tomar perspectiva
  • Debilidad: predominancia de B → falta de asertividad, vengativos /  predominancia de C → incontinencia verbal

Dominancia A / C

  • Características: combina a la perfección el sentido de la organización y el método con la creatividad y la innovación
  • Debilidad: puede llegar a paralizarse entre el deseo de innovar y el miedo al cambio

Dominancia B / D

  • Características: combina el rigor  intelectual con la necesidad de comunicar y dialogar
  • Debilidad: insatisfacción con respecto a su propia “sequedad” o de hacer demasiadas concesiones

Ya vemos cómo el modelo de Herrmann, aunque no necesariamente su autor lo hubiese querido así, podría haberle servido perfectamente al maestro Po para explicarle al joven Kwai Chang Caine su teoría de los universos múltiples enraizados en las profundidades de la conciencia de cada individuo (determinada, evidentemente por su modo de pensar). Por cierto, de haber sido el Pequeño Saltamontes un individuo de dominancia A/B no le habría servido de nada a su maestro el ejemplo de la pileta y los peces de colores. De haber sido este el caso, de seguro habría tenido que recurrir a la idea del Multiverso y a la Teoría de Cuerdas de la física contemporánea…

En un próximo artículo continuaremos con el tema y lo iremos aterrizando a la dirección de proyectos…

Anuncios
  1. 4 julio, 2012 en 19:10

    Este conocimiento que se entrega en éste artículo ha sido abordado a través de la historia del hombre desde muchos puntos de vista de la Teoría del Conocimiento particularmente, pero cada enfoque ha tenido un horizonte de especialización. De hecho, la psicología moderna, tanto en la investigación como en el desarrollo de terapias de apoyo, facilitadoras al individuo de hoy, entre otras ciencias, están convergiendo en la necesidad que el individuo logre Integrar el “funcionamiento del cerebro”, vale decir, aún cuando se “crea” que hay especialización de los hemisferios, resulta ser que en su origen el cerebro en un todo complementario, la PNL, desarrolló la herramienta del “mapa” para tener conciencia en qué parte estaba qué, útil, muy útil. De pronto se masifica una variada forma de Inteligencia: Inteligencia Emocional, Inteligencia matemática, Inteligencia musical, etc. Parcelando y dividiendo el cerebro, porque son “emociones” frente a “habilidades” prácticas. Eso ha sido, la mayor “alucinación de esa parte de la Humanidad”, investigadora, estudiosa, analítica, científica, especializándose en partes del cuerpo humano para entender su funcionamiento, y de paso “curar sus enfermedades”, que no son más que producto de creer e incluso afirmar feacientemente que el cerebro está “dividido”, derecho e izquierdo, otorgándole especialización, que como podrán ver en el artículo el creador de ésta Clasificación, porque al final, le pasa lo que a todos, comienzan las combinaciones, y mezclas de las supuestas habilidades que le atribuyen a la “acción” o “función” del cerebro, y la maravillosa multiplicidad y ser único del ser humano vuelve a ser el Misterio de la Vida.
    Este artículo tiene como un gran valor, el objetivo que quiere alcanzar, esta concepción del “funcionamiento del cerebro” aplicable a la formación de grupos de trabajo, considerando las eficiencias y habilidades complementarias, que supone un resultado de productividad haciéndose cargo de lo que es el individuo HOY.
    El infinito tema de lo que no ha sido alcanzado y no me queda claro aún, a la luz de la investigación personal que realizo sobre lo que La Neurociencia sabe del cerebro, a partir de los tumores cerebrales, y otras disfunciones TODO ES EXPERIMENTAL, existen tumores no clasificados, no es posible determinar los efectos, pensando en que tenemos algo que puede ser contrastado, como es el efecto en el movimiento de las extremidades, si existe un edema, por ejemplo, ¿qué pasa con aquello que es parte de la especulación, como el pensamiento……
    Este artículo y el trabajo de Ned Herrmann el creador del sistema, es valioso, hay un “visión” en su trabajo, que el cerebro que él define y subdivide en 4, da la oportunidad de considerar una Educación diferente para el ser Humano, no es tan simple desarrollarlo de modo Integral, sino se incluye todo el proceso de vida e historia social. Pero logra un instrumento de 120 preguntas para determinar la “tendencia” de un determinado cerebro.
    Me interesa la parte que tiene que ver con el cambio de la Educación, para una sociedad eficaz como él, me imagino, también vio. Pero la palabra que ya no sé si es sagrada o maldita es una UTOPIA.

  1. No trackbacks yet.

Nos encantaria que comentes, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: