Inicio > Comunicación, Equipo de Proyecto, Gestión de Proyectos, Liderazgo > El “Secreto” de Sir Alex…

El “Secreto” de Sir Alex…

El 31 de diciembre de 2011 Sir Alex Ferguson, entrenador del Manchester United, cumplió 70 años, 25 de los cuales los ha dedicado a ser el entrenador y hombre orquesta de uno de los equipos de fútbol más populares de la Premier Ligue de Inglaterra con hinchas a lo largo y ancho de todo el planeta (de hecho, se dice que es el equipo que más simpatizantes tiene en todo el mundo). Durante este cuarto de siglo el club lo ha ganado todo…. ¿Cuál es el secreto del “Boss”?

Veamos. A su llegada en 1986 el equipo se encontraba en una difícil situación: decimonoveno en la tabla de posiciones y con múltiples problemas en el vestuario, entre ellos la indisciplina y el alcohol. Por si fuera poco, el club llevaba 26 años sin ganar nada. Los primeros tres años fueron difíciles, mediocres en éxitos deportivos… pero a poco andar el Manchester United se convirtió en un equipo poco menos que invencible. Al cabo de 25 años los Diablos Rojos acumulan 37 títulos, entre ellos doce ligas, cinco FA Cup, una Recopa de Europa, dos Liga de Campeones de Europa, una Intercontinental, un Campeonato Mundial de Clubes, una Supercopa de Europa, cuatro Copas de Liga, etc.

En pocas palabras, Sir Alex calza con la definición del líder exitoso. ¿Cuál habrá sido su receta? Quienes lo conocen destacan su capacidad para dirigir grupos. Howard Wilkinson, un ex compañero de su etapa de futbolista, declaró a la BBC: “Tiene un ardiente deseo de ser cada vez mejor y está obsesionado con el fútbol. Tiene sed de conocimiento y se resiste a todo tipo de consejos para vivir una vida más balanceada. Está continuamente preocupado por eso y lo tiene como un modo de vida. Dirigir el equipo es lo que él es y no a lo que se dedica. Pero esa no es su única faceta, lo que es uno de sus puntos fuertes. Es una persona culta y educada con la que se pueden mantener conversaciones sobre temas que a la gente le sorprendería saber”. En pocas palabras: pasión, inteligencia, cultura.

Hemos de destacar esto: el fútbol como forma de vida. El año pasado le preguntaron por el retiro y respondió: “La jubilación es para los jóvenes”.

El periodista Simon Kuper escribió en el Financial Times que Ferguson se convirtió en imprescindible gracias a una metamorfosis clave: decidió dejar de ser un simple empleado para “convertirse a sí mismo en la encarnación de los valores del club. Tras llegar en 1986 se entrevistó con los técnicos que ya estaban en el club, escuchó a los aficionados y sacó estas tres conclusiones fundamentales: los equipos del Manchester United FC deben atacar siempre, el mundo está contra el United y el United es más una causa que un club de fútbol”. De hecho, la revista When Saturday Comes tituló a modo de balance de la carrera del “Boss” en la banca de los Diablos Rojos: “25 años, 2 Champions, 12 Ligas y 100 árbitros conspirando contra nosotros”.

Pero la capacidad de gestión de Sir Alex no es cosa que interese sólo a los futboleros. Todo buen Líder de Proyectos puede aprender de su experiencia y ejemplo.

El secreto de Ferguson pasa por las mismas virtudes que son el santo y seña de todos los grandes líderes. Estas cualidades o virtudes constituyen, en propiedad, los siete pilares del éxito de un líder, sea cual sea el escenario en que ejerza su liderazgo. Éstos son:

  • Conocimiento de la realidad
  • Compromiso
  • Metas claras
  • Innovación (creatividad)
  • Capacidad de adaptación (flexibilidad)
  • Constancia y perseverancia en la acción
  • Capacidad de reciclarse a sí mismo

En este sentido, todo buen Jefe de Proyectos ha de ser capaz de comprometerse con la misión y los objetivos de la empresa como el “Boss” con la razón de ser del ManU. Igualmente, como el “Boss”, ha de tener siempre claros las metas y objetivos de la organización. Por último –y tal vez lo más importante– ha de ser capaz de transmitir su pasión al resto del equipo. No basta con comprometerse con un proyecto, hay que ser capaz de transmitir el propio entusiasmo a todos los miembros de la organización.

Así, todo buen Jefe de Proyectos:

… ha de ser innovador, ingenioso, creativo para salir al paso de los obstáculos y desafíos que la realidad impone. A esto se refería Francis Bacon (1561-1626) cuando dijo: “El que no aplique nuevos remedios debe esperar siempre nuevos males porque el tiempo es el máximo innovador”.

… ha de tener la capacidad de ser flexible en el manejo de las variables adaptándose siempre a las nuevas condiciones, aunque sin perder nunca de vista el norte fijado de antemano. Tal vez a esto se refería el escritor de origen chino Lin Yutang (1895-1976) cuando señaló: “Los conflictos existen siempre; no tratéis sólo de evitarlos, sino de entenderlos”.

… ha de tener un alto grado de compromiso con las metas de los proyectos que lidera. Un verdadero líder nunca se rinde, no ceja en el esfuerzo, no se amilana ante las dificultades. En este sentido, siempre es bueno recordar la frase del escritor libanés Kahlil Gibran (1883-1931): “En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche viene una aurora sonriente”.

… ha de ser capaz de reinventarse a sí mismo cada vez que sea necesario. A veces la realidad impone condiciones que no son las óptimas, razón por la cual los planes tienden a venirse abajo. Muchas veces esto sucede cuando el personal con el que trabajamos no reúne las condiciones apropiadas o hay conflictos de intereses entre las distintas áreas de la empresa. En este caso, cuando se impone un cambio de estrategia, el Jefe de Proyectos ha de ser el primero en dar el paso. Si no resulta de este modo, lo haremos de tal otro… y con su ejemplo fomenta el cambio en los demás actores sobre la base de las metas comunes. La capacidad de reinventarse sobre la marcha es siempre signo de superioridad y don de mando. Como dijo el pensador inglés William George Ward (1812-1882): “El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas”.

Sir Alex se sentó por primera vez en la banca de los Diablos Rojos en noviembre de 1986. Su primera tarea fue comprender la realidad de la institución a la que llegaba, empaparse de su historia y entender la mentalidad e idiosincrasia de sus hinchas, dirigentes, técnicos y jugadores. Una vez declaró: “Una amplia mayoría de los futbolistas tiene un origen humilde. Esta generación goza de privilegios muy superiores a los de nuestros padres y abuelos que debieron luchar contra las privaciones alimenticias y medioambientales del área industrial. Cuando entrenas a jugadores debes hacer lo posible para no perder de vista la ética de la clase obrera. Intento que aprecien mis orígenes…”. Y se puso a trabajar. Su segunda tarea, disciplinar el vestuario. Había que ir paso a paso, una cosa a la vez. Metas cortas, alcanzables, como cuando aprendes a caminar.

A comienzos de la temporada 89-90 alguien colgó una pancarta en Old Trafford, el estadio del United: “Tres años de excusas y sigue la misma mierda”. Pero el “Boss” siguió adelante en lo suyo con paciencia infinita, sin titubear, construyendo lentamente los cimientos de la futura grandeza de la institución. Primero aprendes a caminar, después a correr. Ese año los Diablos Rojos ganaron la Copa inglesa. Al año siguiente ganarían la Liga… después lo ganaron todo.

En PMO2Win sabemos que la primera condición de un buen Líder de Proyectos es ganarse el compromiso de los miembros de su equipo. Es un hecho de la causa que los administradores de proyectos suelen tener mucha responsabilidad y muy poca autoridad. Por lo tanto deben conseguir a toda costa que el staff de la empresa se comprometa con el proyecto o de lo contrario tendrán dificultades para lograr el nivel de desempeño necesario para alcanzar los objetivos trazados.

De allí la utilidad de tener en cuenta los métodos utilizados por quienes, como Ferguson –un humilde ex futbolista escocés de origen obrero–, han llegado a transformarse en paradigmas del liderazgo exitoso. Quien entienda el “secreto” de Sir Alex podrá, llegado el momento, echarse para atrás en su sillón un día domingo cualquiera, mirar el paisaje con una copa en las manos y pensar, como el “Boss” en su casa de Manchester: “Vivir de una manera adecuada, bebiendo el vino correcto”.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Nos encantaria que comentes, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: